Una tarde en Boswill, James Galway tocó muy piano los últimos ejercicios, E-15, del libro “Desarrollo del Sonido” para Moyse: fue absolutamente hechizante. Después de la clase, Moyse preguntó “¿Quién quiere tocar ahora?” Los sonidos más suaves aún resonaban en el aire y en nuestros oídos. Nadie se atrevió a romper la magia que se había creado aquella noche en la vieja iglesia. La clase terminó.

               Trevor Wye: “Marcel Moyse, An Extraordinary Man”. Ed.Winter Press

 

galway2

A pesar de considerarme un  “antisistema” y de ser “cuarto y mitad” de  anarquista travesero,  he de reconocer que  si tuviera que elegir un “King” de la flauta, éste sería sin duda, Sir James Galway, ” Jimmy” para los amigos. -¡ De acuerdo!- los hay más guapos, más altos, más listos, más suizos…pero no hay, ni ha habido en la historia ningún flautista  que haya cautivado a tanta variedad de gente, incluso flautistas, con su sonido y su forma mágica de interpretar la música.

Toca con tal convicción y chispa  que cuando desafina con ese genuino registro “agudo- laser”,  tienes la sensación de que es la orquesta la que está baja; cuando toca “fuerte” y con vibrato lo que estaba escrito como “piano”, es el compositor el que se equivocó. Si Mozart  y Brahms lo hubieran conocido estoy seguro que el clarinete no sería un instrumento sinfónico.  Su sonido es maravilloso, único e inimitable, a pesar de que algún@s se afanan sin éxito en copiarlo ( y no me gusta señalar).  Mira si su sonido es mágico que podrías distinguirlo sin problema en la música de ambiente de la sección de juguetería del Corte Inglés un día cualquiera de Navidad, abarrotado de niños berreando,  padres quemando la VISA  y abuelas asesinas luchando a muerte  por trincar  los últimos restos  de “La Patrulla Canina”.

No hagas muchos números y observa este dato muy curioso y revelador, publicado por Norman Lebrecht en su libro “¿Quién mató a la música clásica?”. (Ed.Acento): el-dinero-como-simbolo.jpgen Inglaterra James Galway tenía en 1992 el mismo caché por concierto  que Pinchas Zukerman , 8.500 libras (Gil Shaham: 1500 libras; Anne-Sophie Mutter: 7.750 libras; Maxim Vengerov: 2.500 libras).   Este dato refleja una situación inusual en un flautista de élite, el estar a la altura de los glamurosos reyes de esta selva yoista musical, los violinistas.

 

 

Desde que no me acuerdo, siempre he asociado a James Galway con el Concierto Pastoral de  Joaquín Rodrigo. En numerosas ocasiones he sentido mucha curiosidad y  gran fascinación por conocer los prolegómenos que gestaron la creación de este gran concierto para flauta.

 

img_clasica_scroll-448.jpg Según fuentes fidedignas, a finales de los 70, James Galway contactó con el Maestro  Rodrigo con la intención de que le escribiera un “superventas” al estilo del Concierto de Aranjuez. Según dicen, le pidió un concierto tan difícil que sólo pudiera tocarlo él. Esto que suena a risa es posible, teniendo en cuenta el gran sentido del humor de James. El concierto Pastoral para flauta y orquesta fue estrenado por Galway el 17/10/1978 en el Royal Festival Hall londinense acompañado por la Philharmonia Orchestra, dirigida por el mexicano Eduardo Mata.

Aquí tienes una grabación del primer tiempo el día del estreno:

He tenido la gran suerte y el enorme placer de visitar en varias ocasiones la “Fundación Victoria y Joaquín Rodrigo”, un oasis en cuanto a documentación sobre la obra de Rodrigo, y charlar con su hija y presidenta de la Fundación, Cecilia, la cual me proporcionó diversa documentación interesante sobre dicho concierto. Desde aquí mi agradecimiento. Quiero compartirla con vosotros, aquí tenéis:

NuevoDocumento 2_1

Crítica de Prensa  del estreno del  Concierto Pastoral para flauta y orquesta  de J.Rodrigo  en el Royal Festival Hall de Londres, a cargo de James Galway

 

 

NuevoDocumento 1_1

Crítica de Prensa  del estreno del  Concierto Pastoral para flauta y orquesta  de J.Rodrigo  en el Royal Festival Hall de Londres, a cargo de James Galway

NuevoDocumento 4_1

NuevoDocumento 3_1.jpg

Notas originales  de Joaquín Rodrigo  sobre el Concierto Pastoral para flauta y orquesta.

 

 

galway 1

Pero ¿Por qué Galway?.Te puedes sentir más o menos identificado con su forma de tocar, (puede ser envidia-¡háztelo mirar!)-  pero hay que reconocer que es el único flautista en el mundo que puede tocar como le sale de las “glándulas pituitarias” y ser un “superventas”. Dios le tocó con la varita mágica  y todo lo que hace tiene el sello de lo divino. La vida es así, unos nacen con estrella y otros no pasamos del Reichert.   ¡¡A disfrutar!!

 

Anuncios