beethoven

Es fundamental que en los Sanatorios de Música nos enseñen cosas tan importantes como que la quinta sinfonía no es exclusiva de Beethoven, que afinar es desafinar de forma temperada o que Andersen no escribió cuentos para flautistas…pero, y es una lástima, que no haya una asignatura obligatoria donde a las músicos nos enseñen a volar, o mejor dicho, a recordarnos cómo se volaba.

En la NASA hay un cartel que dice: “Está comprobado que el abejorro, aerodinámicamente, a causa de su peso, tamaño y cuerpo no puede volar, sólo que él no lo sabe”.

images

¿Te dijeron alguna vez que no podías volar? 

En psicología, La Ley de la Concentración establece que: “Cuanto más pienses sobre una cosa, más se hace parte de tu realidad”. Es decir, que aquello que pienses acerca de ti mismo será aquello en lo que te convertirás.

El mundo de los músicos se asemeja a una colmena de abejas: abejas obreras, zánganos y. por supuesto, la abeja Reina.

large-3416A_DISFRAZ_AVISPA_INSECTO_DESPEDIDA

Todo debería estar en perfecto equilibrio si no fuera porque hay demasiadas reinas para tan poca miel.

La buena noticia es que desde la perspectiva de la “Ley de la Concentración”, tú puedes elegir qué clase de “insecto himenótero” quieres ser.

Sopesando el tema, creo que lo de trabajar “by face” no me va, zanganear y cortejar a la reina, menos,y lo de estar poniendo huevos todo el día creo que me perjudicaría las articulaciones. Así que definitivamente me quedo con la ignorancia y la motivación del abejorro, un insecto con muy poco glamour pero ni falta que hace.

Anuncios