Unknown

¿Existe el amor eterno?

Con más de 100.000 separaciones al año en nuestro país, no me extraña que cada vez haya más gente que traduce el matrimonio como un “contrato basura”, con una cláusula de exclusividad de 24 horas, 7 días a la semana, hasta la que la muerte, el aburrimiento, el pianista acompañante, el futbol o el entrenador personal los separe.

Tuve la suerte de conocer, en uno de mis viajes a Indiana, al prestigioso profesor de psicologia de la Universidad de Indianapolis y flautista amateur, el Doctor Peter Douwalls  . Según el Dtor. Douwalls, en su libro “Make Multiphonic Not War”, los sonidos multifónicos (varios sonidos a la vez) vienen a representar simbólicamente, el ideal de lo que debe ser una relación de pareja fundamentada en el amor, dos notas que se funden en una sola nota, sin dejar de ser ellas mismas. En su libro nos propone algunos ejercicios muy interesantes  para experimentar sus teorías:

do

Los símbolos que están encima de las notas indican la apertura de la embocadura que se debe utiliar para producir el sonido. En primer lugar, tal y como indica el ejercicio, se debe buscar cada nota por separado para luego tocar el multifónico. Este ejercicio ayudará al flautista a desarrollar un control muy preciso del enfoque de la columna de aire, además de la paciencia.

Según P.Douwalls, con este ejercicio se puede experimentar la gran dificultad que existe en unir dos notas que paradójicamente están muy cerca. Las distancias cortas pueden ser sinónimo de conflicto pero al mismo tiempo representan el marco ideal para el autoconocimiento y el progreso. “Yo “soy”, en la medida que acepto el “ser” del otro, sin voluntad de cambio y con el fin de disolvernos en la unidad”

En este otro ejercicio que propone P.D, observarás como la satisfacción inmediata de alcanzar un objetivo se transforma, en poco tiempo, en aburrimiento y rutina. “Las relaciones distantes facilitan la unión pero son fuente de desmotivación en el tiempo”

m

También propone este otro ejercicio para que experimentes con tres notas a la vez, aunque, según el profesor P.Douwalls, “no hay que practicar demasiado estos multifónicos, tres son multitud”.

3 notas

No sé si habrá un secreto para el amor, pero lo que es sí es cierto es que soy un enamorado de practicar los sonidos multifónicos. El mundo de los multifónicos constituye el más rico de los nuevos campos para el autoconocimiento de nuestras resonancias corporales, el control en la emisión del aire y la flexibilidad en general.

Cuanto más separados están, mas fáciles resultan  y cuanto más cercan están, la cosa se complica, ¿te suena? ¿hablamos de los multifónicos o de las parejas? Quizás el Doctor Douwalls nos haya ayudado a encontrar el secreto del amor eterno, o no.

hearts in the sand

Anuncios