índiceDesde que ya “semos” europeos, la fiambrera de toda la vida se llama “tupperware” , los flautistas en paro se llaman “freelance” y la LOMCE y el Plan Bolonia nos amparan bajo su manto , una sombra tenebrosa se extiende sobre todos los tanatorios y observatorios de música, orquestas sinfónicas en peligro de extinción y profesores interinos sin comisión por servicio. Esta misteriosa oscuridad lo va cubriendo todo de forma sigilosa y contamina todo implacablemente a su paso.

No se sabe bien donde está su origen, algunos piensan que fue Paul Hindemith el que abrió la Caja de Pandora con su plomiza y triste sonata, otros especulan con la idea de que todo empezó con el “bujero” de ozono, o hay quien va más allá y dice que la culpa fue del Cha-cha-cha. Lo cierto es que ni siquiera un profeta con plaza fija y con 7 sexenios de antigüedad pudo imaginar este panorama esperpéntico y más propio de la imaginación de Stephen King.
¡Llegó el VIRÚS de la SERIEDAD! imagesvvvv

Ha llegado el Nuevo Orden del frac con pose a lo “Clint Eastwood” y la pajarita de firma, las audiciones con cortinas que te dejan en bolas, las caras de póker del personal cuando van de farol, los auditorios perfectos y oscuros, alicatados hasta el techo con maderas nobles y presupuestos innobles, acomodadores que te incomodan para que te largues a la hora que marca el convenio colectivo. La música “clásica” la llaman  música “seria” porque si dices que es divertida te toman por un “perroflauta” sin título o un asesino en serie de “erasmus”.

Cada vez más vivimos en la dictadura de lo solemne, la tristeza y la frustración se disfrazan de excelencia, en los colegios bilingües falta comunicación y las cátedras huelen a naftalina. Todo está interconectado y contaminado con el mismo virus, oyes las noticias: un anciano mata a su esposa de un hachazo en la cabeza porque le puso solo una cuchara de Cola-Cao ( por lo visto el café le ponía nervioso),  hay psicópatas hasta en la sopa , especies animales y orquestas que desaparecen, los ecosistemas y los matrimonios se tambalean y ponen fecha de caducidad al Planeta Tierra y al Amor.

planetaLa depresión es la enfermedad del siglo, una enfermedad que cada año aumenta increíblemente en los países “desarrollados”. Aproximádamente un 25% de la población sufre trastornos depresivos. La cifra se reduce considerablemente en los países “subdesarrollados”- Desde luego que tengo mis dudas en esto del “desarrollo”.

La flauta ha pasado de ser un instrumento pastoril y divertido a una asignatura que reporta créditos para el doctorado.

doctoradoNo se te ocurra sonreir en el compás de espera (negra a 80) al comienzo del “Chant de Linos” de Jolivet, eso es un auténtico sacrilegio, ahora se lleva poner una cara de “pocos amigos”, mezclada con una expresión modelo “hola mi amor, yo soy tu lobo”. Mozart ha perdido su carácter divertido, jovial y fresco, y parece más que se ha convertido en un aliado de los tribunales de oposiciones. Su música empieza a formar parte del repertorio obligado en las pesadillas de muchos flautistas que sueñan con formar parte de una orquesta.

Puede parecer que está todo perdido y que el pesimismo y el miedo conformarán la nueva religión que nos convertirá en seres competitivos, serios y respetables. En este panorama parece que el humor no encaja, las carcajadas y la risa se relacionan con falta de profesionalidad y de poca seriedad por lo que las “personas serias” dejan este negocio del humor directamente en manos de humoristas y cuentacuentos profesionales porque esto no va con ellos.

Imagino que si eres un flautista “serio” te interesará mucho el mundo del “diafragma” y su influencia en los adornos de la música para flauta de Federico II el Rey de Prusia, y por ello, estaría bien recordar que los músculos que intervienen en la risa (abdominales, intercostales, del cuello…etc)  son los mismos músculos que intervienen en la formación del vibrato, en la articulación, en la formación del sonido y otros muchos aspectos técnicos. Quizás unas carcajadas para calentar pueden mejorar no solo tu actitud sino tu forma de tocar, más de lo que te imaginas.

Por todo ello reivindicamos EL SENTIDO DEL HUMOR como el antídoto perfecto para combatir el estrés, la tristeza y el mal aliento. El humor genera una gran energía creativa y un ambiente limpio y saludable a tu alrededor, sin pesticidas ni radiaciones cancerígenas.

2011102020034477d621Es gratuito y viene ya de serie en tu hardware cerebral. Acuérdate cuando eras niño y jugabas hasta con tu sombra, todo era importante y casi nada tenía importancia. Los flautistas deberíamos jugar un poco más con la música “importante”, “El Mirlo Negro” debería parecer  la historia del “Pájaro Loco” que discute con “Piolín”, la música de J.S. Bach debería sonar ligera y sencilla, estoy convencido que Bach era un tipo muy divertido.

bach

Quizás nos tomamos demasiado en serio pensando en que ser serio es sinónimo de hombre de éxito y que tenemos todo el tiempo del mundo para alcanzarlo. No sé si el mundo tiene fecha de caducidad, de momento todos las profecías a cerca del fin del mundo han fallado, pero de lo que si estoy seguro, es que tú y yo sí que tenemos está fatídica fecha impresa en algún lugar que de momento no me interesa encontrar.

Una recomendación para mantener tu Sentido del Humor actualizado  y no tomarte demasiado en serio. Lee una vez al día, preferiblemente antes de montar la flauta, este análisis que un autor anónimo hizo sobre la existencia:

– A los 5 años tener éxito es no hacerse pipí en los pantalones
– A los 10 años tener éxito es tener amigos.
– A los 20 años es tener una vida amorosa satisfactoria.
– A los 35 años tener éxito es tener dinero.
– A los 65 años es tener una vida amorosa satisfactoria.
– A los 75 años tener éxito es tener amigos.
– A los 85 años tener éxito es no hacerse pipí en los pantalones

Podríamos añadir, como cosecha propia: A partir de los 65 tener éxito como flautista es conservar tu dentadura. ¡Buen día!imagesmmm
.

 

Anuncios