CIELO PARA POESIA

Estaba Jean Pierre Rampal  en las puertas del cielo listo para entrar, cuando  justo un segundo  antes de dar el paso tuvo la gran idea de volver a la tierra para recuperar su flauta de oro y poder formar parte de la “Real Orquesta Celestial” que por cierto, ¡sonaba como los ángeles!. San Pedro le dió permiso para ausentarse por algunos días con la condición de dejar un mensaje del “Jefe Supremo” a todos los flautistas que encontrara a su paso.

images

Ni corto ni perezoso, J.P Rampal, accedió a ello y se dispuso a emprender el viaje y recuperar su querida flauta. Cuando llegó a su destino, se encontró con un grupo de antiguos alumnos suyos que se disputaban la susodicha y preciada joya que en tantos conciertos le había acompañado. Todos se quedaron atónitos y aterrados al ver allí el espectro del maestro que se acercaba sigilosamente hacia a ellos. Le preguntaron:

– ¿Pero maestro que hace usted aquí?

– Vengo a por mí flauta y a traeros un mensaje, ¡escuchad atentos!:

– Bienaventurados los que usan la técnica como un medio y no como un fin porque ellos alcanzarán la Verdad.

– Bienaventurados los que aprenden a tocar la flauta siendo siempre ellos mismos porque encontraran la verdadera felicidad.

– Bienaventurados los que saben aprender de los demás sin envidias porque vivirán en plenitud.

– Bienaventurados los flautistas que cultivan el espíritu porque verán en las crisis oportunidades

– Bienaventurados los que tocan con el corazón porque de ellos será el Reino de la Música.

Entonces, los allí reunidos, estupefactos, le preguntaron:

-¿Pero todo esto aporta algún crédito para el Grado en el Plan Bolonia?.

Otros preguntaban: ¿Tenemos que aprendernos eso de memoria?…

– ¡Maestro!, ¿me podría hacer un certificado de asistencia a su resurrección en formato oficial?…,

– ¡Monsieur!, pero…¿eso sirve para trabajar la respiración de diafragma duodenal?

-¡Maestro, eso en mi programación pedagógica quedaría genial! pero… ¿cuál es su nivel de competencia curricular? , ¡no tengo claro que la secuenciación de los objetivos y contenidos atiendan correctamente a la diversidad!

descarga

A Rampal se le llenaron los ojos de lágrimas, cogió su flauta y ascendiendo a los cielos suplicó: ¡Señor, llévame pronto contigo, líbrame de las aguas mansas porque de los flautistas ya me libro yo!

BRICOFLAUTA 2013

 

Anuncios