10042013225

El universo se divide claramente en dos grupos de flautistas : los que siempre limpian la flauta después de tocar  y los que les gusta almacenar muestras de su ADN en el interior del instrumento. Para los que nos gusta ducharnos todos los días y lavarnos los dientes después de cada comida,incluso los festivos, aquí tenéis una idea  muy original para mantener el instrumento como una “patena”.

Es curioso cómo algo tan simple y barato puede ser tan práctico para limpiar los rincones menos accesibles de tu flauta. Los “limpiadores de pipa” puedes adquirirlos en una de “tienda de chinos” (perdón por decir “tienda”) y en los estancos, por menos de 1 euro y tienes material  hasta para tus bisnietos, ¡claro, si no fumas en pipa como lo hacía nuestro querido Marcel Moyse!.

10042013228

Además es un fantástico producto para hacer “manualidades” en tus  “compases de espera”, colas del paro, reuniones, claustros o comidas familiares. Y si  encima te levantas con el “pie derecho”, ,sientes que la vida tiene sentido y tienes ganas de sonreir y cantar, puedes regalarlos a tus alumnos y darle a tu clase un tono más colorido y divertido.

Por cierto,  ¿crees Moyse se “fumaba un puro” con esto de limpiar la flauta?

Anuncios