Thumbport_f3Pero… ¿Qué es ese “pegote negro” que llevas ahí en la flauta?, ¿Llevas una flauta tuneada?, ¿Tú profesor no te enseñó a coger la flauta?, …¡En fin!, hay que acostumbrarse a oir este tipo de comentarios cuando usas el “Thumbport. Pero como decía mi agüelo: “Ande yo caliente y ríase la gente”.

Yo, cuando salgo de viaje nunca olvido el cepillo de dientes, mi desodorante “Rexona”, mi iphon, mi ipad y mi “ithumbport”.

Piensa que la flauta es básicamente un tubo circular y esto conlleva el tener una gran  fuente de inestabilidad (a veces he tenido la sensación que la flauta estaba viva). Trata de poner un tubo en el suelo y ver la facilidad con que rueda con cualquier fuerza externa. La cosa se complica aún más por el peso, la posición asimétrica propia del instrumento y tener un mecanismo repartido de forma desigual soldado al tubo que hace que el flautista tenga que ejercer constantemente una fuerza extra para evitar que la flauta se gire hacia dentro.

Cuando era joven de edad y viejo de espíritu, no reparaba en estas cosas de la estabilidad. Me dedicaba a estudiar horas y horas por el día y a estar de “por la noche (entiéndeme, no había wassap en mi época), sin reparar en si forzaba un brazo, un hombro o un dedo. Pensaba que lo de la estabilidad era sólo para las bailarinas y los que hacían “barra fija”. Ahora que ya paso de los 40 y ya no estoy, afortunadamente, como cuando tenía 20 años, me he dado cuenta de que la estabilidad en la sujeción de la flauta es mucho más importante de lo que imaginaba.

Para mover las llaves de una flauta se utilizan nueve dedos y sólo es el dedo pulgar derecho  el que se encarga, básicamente, de buscar el equilibrio del instrumento. El dedo meñique no se debe utilizar para este menester ya que al hacerlo no sólo perderíamos movilidad en este dedo sino en el resto de los dedos de la mano derecha. El “thumbport” proporciona dos fantásticos puntos de apoyo sobre el dedo pulgar derecho que consiguen un equilibrio perfecto con el mínimo esfuerzo.

Como anécdota, el otro día me decía un amigo flautista que una alumna suya le comentó que le suena mejor el registro grave desde que usa el Thumbport- ¡OOOHHH!. No sé si este caso será una “paranoia otoñal” o realmente es virídico , lo que  es  indudable que al mejorar el equilibrio todo lo demás también mejora.

Para mi está muy claro que el Thumbport proporciona un apoyo adicional y mejora el equilibrio del instrumento, reduce la tensión y el estrés en las manos, y permite una mayor libertad en el movimiento del dedo meñique. Ya sé que hay flautistas que les horroriza este tipo de “prótesis” pero yo en esas cosas no me meto; me gusta respetar todas las opiniones,  incluso la mía que no deja de ser otra opinión más.

Uso el thumbport, no porque lo recomienden “William Bennett” , “Michel Debost”, “Emily Beynon”….entre muchos otros. Para mi  es una solución sencilla a muchos de los problemas de inestabilidad que plantea la sujeción de la flauta., ¡Así de simple!

Existen  distintos modelos de thumbport para el piccolo, flauta alto o baja. Además puedes elegir entre diferentes colores que, ya de paso, pueden hacer juego con la funda de tu iphon, tus zapatos o tus lentillas.¡Fantástico!, ¿Verdad?

.

Anuncios