¡EL FREGAR SE VA A ACABAR! .Ya no es necesario que te “ machaques” literalmente los labios, intentando hacer sonar un “trozo” de madera. Tocar un instrumento de estas características, hace que pasar un rato con este” pequeño diablillo” se convierta en una experiencia,  incluso, formidable. Es un instrumento de los que llamo “Balay”, es decir, te hacen la vida mucho más agradable.

Burkart es una de las firmas fuertes en la fabricación de píccolos. Esta marca americana liderada por Lillian Burkart,  está en continua investigación y evolución en la fabricación de un instrumento tan delicado y difícil de elaborar. Sus nuevos modelos tienen una calidad espectacular, capaz de satisfacer a los instrumentistas más exigentes. El nuevo modelo “top” de la marca, el modelo “Elite”, tiene una sonoridad increíble y probablemente es uno de los mejores píccolos que he probado.  Es difícil de entender cómo una cosa tan pequeña puede tener tanta resonancia.

El modelo “Profesional” de Burkart, que aquí muestro en la imagen,  es un instrumento bastante equilibrado en los tres registros y llama poderosamente la atención la facilidad de emisión que tiene la cabeza  modelo “Wave”.  Quizás lo único reprochable en este instrumento, en el modelo “Profesional”, es la escasa altura que tienen las llaves pequeñas de trino de la parte derecha que hacen un poco más incómodo el utilizarlas.

Es un instrumento con muchas posibilidades sonoras, fácil en articulación y una esplendida afinación. El mecanismo es muy  estable y las maderas con que trabaja Burkart están muy bien tratadas, a prueba de bombas.

El precio ronda los 4000 euros.  Creo que merece la pena el dinero que puedes invertir en este instrumento, teniendo en cuenta la calidad y comodidad que obtienes.

Y, una ventaja muy importante  es que puedes tener la posibilidad de probarlos y adquirirlos con el servicio, la garantía y la venta directa de la firma. A través de su representante, gran flautista y amigo, James Gordon Lyman.

Para más información: http://www.burkart.com

Anuncios