Quiero agradecer al protagonista de esta entrevista, al cual me une una gran amistad, el que se haya brindado a abrir esta sección de Brico Flauta, sobretodo conociendo su gran discreción.

MIGUEL ANGEL ANGULO POR MIGUEL ANGEL ANGULO.

Llegué a este mundo en un lugar de la Mancha de cuyo nombre me acuerdo perfectamente: Campo de Criptana; es un buen sitio para nacer. Me presenté en casa directamente, sin pasar por el Hospital; lo hice con la ayuda de mi madre, Carmen, y de una comadrona que no me acuerdo como me dijo que se llamaba. Era una casa grande donde mis abuelos,  Manuel y  Criptana, vivían en la parte de abajo, y nosotros arriba. Me acuerdo de las correrías de mi hermano y yo por toda la casa y jugar al fútbol en el patio,  lo que provocaba los enfados de mi abuela.

Uno de mis primeros recuerdos es una lechera plateada con la que iba todas las mañanas a casa de mi abuelo Paco a por leche para desayunar. Mi madre se asombra  que recuerde esto,  porque entonces tendría 5 ó 6 años,  y no  sepa lo que hice ayer.

Recuerdo una vespa de color blanco que tenía mi padre. En ella viajábamos los cuatro, mi madre con mi hermano en brazos y yo sujeto al manillar delante de mi padre: hoy mi padre estaría en la cárcel y con menos puntos en el carnet que el Chiquilicuatre en Eurovisión.

Recuerdo ir por las tardes a la “Academia” con mi abuelo, “el maestro la música”,  para aprender solfeo y, lo más importante, jugar con mis amigos; allí he pasado mis mejores tardes.

Un sábado por la tarde, mientras veía una película, llegó mi abuelo y me dijo que teníamos que ir a la Academia; fui intrigado y una vez allí, ¡sorpresa! , me dieron “el instrumento”, algo muy esperado por  todos los que estudiábamos solfeo.  Era una flauta muy antigua y algo estropeada.  Me alegré muchísimo, no por la flauta, sino por el hecho de tener ya un instrumento; era el paso anterior al gran acontecimiento: ingresar en la Banda de Música.

El gran acontecimiento fue el 22 de noviembre de 1975, día de Sta. Cecilia. Era tradición que los nuevos músicos lo hicieran este día. Cuantas vivencias y experiencias acumuladas en los ensayos, conciertos de verano, procesiones (largas en Semana Santa), salidas a otros pueblos donde eludir por unos días la vigilancia paterna y dormir con los amigos.

Ese roce inconsciente y desenfadado con la música fue derivando en una relación más estrecha y reflexiva, lo cual me hace dudar si esto es bueno o no (esto ya lo resolveré yo solo).

Creo que en mi infancia cumplí con creces el objetivo de un niño, que no es otro que ser un niño, donde los mayores problemas eran perder el balón, la cazadora o llegar a casa más tarde de la hora establecida por mis padres.

En fin, voy a resumir que ya me pasé del límite de líneas humanamente permitido. Lo más importante después de todo esto es que he conocido gente interesante, he hecho nuevos buenos amigos, sigo conservando mis amigos de la infancia. Que un 24 de junio me casé con Maria José y que tengo dos hijos estupendos

– MIGUEL ÁNGEL ANGULO POR Mª JOSÉ BRAVO, CÓNYUGE.

Miguel Angel nació despistado y aún  le dura. Ese 22 de diciembre en vez de llorar como cualquier niño, ya canturreaba (na na na na). Su hábitat natural no es la cocina; escuchó los consejos de los bomberos y siempre se queda en el marco de la puerta. Le gusta leer en su sillón, ya que es un hombre muy hogareño y su cabeza suele estar “en otro parte”.

Su bondad y nobleza hacen que se comprometa “a todo” con dedicación, tesón y profesionalidad. No sabe decir que NO a nada, aunque esto le pueda acarrear más de algún problema “Mari”tal.

 ¡COMENZAMOS LA ENTREVISTA, MIGUEL ANGEL!, pero antes de nada queremos aclarar una cuestión técnica en la que tú eres un reconocido experto. Brico Flauta está al tanto de tu gran interés por la evolución de los adornos en las diferentes etapas de la música, especialmente en la época Renacentista en los Países Bajos y en la región de La Toscana, Italia. Es por ello que vamos a aprovechar esta ocasión para despejar algunas dudas acerca de este tema tan controvertido y emocionante, te queremos hacer dos preguntas: la primera ¿ QUÉ OPINAS SOBRE EL USO DE LOS ADORNOS  ENTRE DOS ACORDES QUE CONTIENEN QUINTAS CONSECUTIVAS Y  QUE RESUELVEN EN UNA ACORDE DE SÉPTIMA SUMISA?, y la segunda ¿QUÉ SECCIÓN TE GUSTA VISITAR EN “EL CORTE INGLÉS?

– En primer lugar, me alegro mucho de que me hagas esta dos preguntas tan interesantes. Son las preguntas que siempre he querido que me hicieran y nunca ha sido el momento ni ha habido tiempo para ello. Y, hablando de tiempo… he de confesarte que la sección que más me gusta visitar del Corte Inglés es la sección de relojería: me agrada mirar los relojes, los detalles…; me gustan sencillos, sin muchos botones, elegantes. Pienso en la habilidad de las personas que los trabajan. ¡Ah! y referente a la primera pregunta que me has hecho, creo que los adornos…,¡ mejor en Navidad!

SI FUERA UN ANIMAL SERÍAS…

Creo que un gato porque me gusta tener mi espacio y no hago mucho ruido.

UN DEFECTILLO

Dejo para mañana lo que ya tenía que estar hecho; siempre pienso:”luego lo haré”. Todavía hago las escalas de Taffanel y Gaubert.; eso sí, siguiendo los bricoconsejos, procuro hacerlas en HD.

– ¿FREGAR O COCINAR?

Mejor fregar. Mi talento culinario está bajo mínimos. Una vez traté de preparar una sopa, hirviendo solamente agua para poder echar después los fideos; mi mujer observaba atenta y boquiabierta el final de ese experimento. El resultado fue poco satisfactorio.

UNA COMIDA PREFERIDA

Tortilla de patatas,  las migas manchegas, arroz al horno, croquetas hechas con todas las notas que me sobran cuando  toco “Chant de Linos”…  Perdón, me has dicho solo una.

– TE CUESTA SOPORTAR

A los que hablan con autoridad sobre lo que desconocen. La intolerancia. No tener tiempo para hacer las cosas con calma; que se me quemen las tostadas. No me gusta cuando me traen a clase la “Sonata en Si m. de J. S. Bach;  Me gusta mucho Bach y sus sonatas  para Flauta, pero de esta, solo me gusta el tiempo lento.

UN TEMA DE CONVERSACIÓN EN CASA CON AMIGOS

Cualquiera, menos si hay que resolver o no  los trinos en los conciertos de Mozart,  o si  hay que tocar con vibrato o sin él.

– UN LIBRO

Hace poco más de un año un amigo, excelente músico y persona, José Antonio Chic, me regaló un libro escrito por él mismo. Su título: Compañero de Viaje. En él recopila artículos publicados en su blog personal. Es un libro de pequeño tamaño pero con un gran contenido; está lleno de palabras mágicas que reconfortan, que guían y te enseñan a vivir. Lo releo a menudo, cuando necesito reordenar mis ideas y  recordar donde está lo verdaderamente importante.

UN DEPORTE

Un partido de fútbol  Real Madrid – Barcelona con victoria del Madrid. Un buen partido de tenis donde juegue Rafa Nadal; Admiro su fortaleza mental.

UNA TAPA

Un buen queso manchego acompañado de un buen vino también de mi tierra. A veces Maria José prepara sobre un trozo de pan, un huevo frito de codorniz con una lonchita de jamón ibérico. Mmmm…

 

– ANÉCDOTA GRACIOSA QUE TE HA OCURRIDO

Como” dicen” que soy muy despistado, he acumulado algunas. Te cuento una:

Hace unos años falleció un tío mío, hermano de mi madre. Yo no pude ir al funeral porque estaba trabajando. La semana siguiente fui a Criptana y le dije a mi madre que me acompañara a ver a mi tía y a mis primas para decirles que lo sentía. Hasta aquí, todo normal. Unas semanas después, estando en mi pueblo, iba por la calle y me encontré con mi tía; la saludé, y como la cosa más natural del mundo le pregunté. ¿Que tal está el tío?   Respuesta, con cara de asombro de mi tía: ¡ay hijo mío! ¡Pero si el tío está muerto y en el cementerio! No te acuerdas que estuviste hace poco en casa.

En ese momento, seguro que mi tío tenía mejor color que yo.

Menos mal que mi tía me conocía y se lo tomó con humor. Cuando se lo conté a mi madre no daba crédito a lo que estaba escuchando; todavía me lo recuerda de vez en cuando.

 

– UNA PELÍCULA

El Club de los Poetas Muertos.  En ella, un audaz profesor de literatura llamado Keating, ayuda a sus alumnos a despertar sus mentes; les enseña a pensar, la importancia de luchar por sus sueños, a buscar la felicidad dentro de uno mismo y a descubrir sus propios caminos. Un profesor así es impagable.

– UN JOBY

Leer un buen libro, caminar, desayunar sin prisa, ver una buena película

– ¿ERES SUPERSTICIOSO?

Desde que me llegan mails que te dicen que si no los reenvías poco menos que te caerá un rayo, deje de serlo. Eso sí, si veo una escalera no paso por debajo…

– ¿EMPLEAS MUCHO TIEMPO EN DUCHARTE?

Comparado con lo que dura una sinfonía de Mahler, muy poco.

¿QUÉ SUELES VER EN LA TELEVISIÓN?

Cuando echo una cabezadita después de comer. También este verano he seguido con interés los juegos olímpicos: las pruebas de atletismo, las pruebas de natación, la gimnasia rítmica…  Siento profunda admiración por estos deportistas, por su dedicación un día tras otro a duros entrenamientos y la gran fortaleza mental que demuestran para jugarse en unos instantes el trabajo de tantos años.

RECUERDO ENTRAÑABLE DE TU INFANCIA.

Los juegos con mi hermano en el patio de casa de mis abuelos. Las noches con mis amigos en verano después del ensayo de la Banda; nuestras correrías con las bicis y nuestros partidos en el atrio de la iglesia. Ah… y la playa de San Juan.

– ¿DULCE O SALADO?

¿Bach o Mozart?, ¿cerveza o vino?, ¿rubia o morena?…. Depende.

TE SACA DE TUS CASILLAS…

La gente lista con poco talento. Tenemos muchos ejemplos en política.

– VIRTUD QUE ADMIRAS EN TUS MEJORES AMIGOS

Que sean sencillos, sinceros, con sentido del humor y honestos. Que pueda compartir con ellos mis buenas o malas noticias, mis preocupaciones y mis dificultades. Que comprendan mis  defectos y respeten mi forma de ser.

– TE ESTRESAN SITUACIONES COMO…

Ir al aeropuerto, los retrasos de Iberia;  ensayos que no conducen a nada.

UN PERFUME

Mejor agua de colonia.

– ¿QUÉ TE LLEVARÍAS A UNA ISLA LLENA DE GENTE?

Como dirían en mi tierra: “Si hay que ir, se va… pero ir “pa ná”, tontería”.                        No soy de aglomeraciones.Ya lo dijo Mafalda: “¿y no será que en este mundo hay cada vez más gente y menos personas?

– ¿SUELES CANTAR CUANDO TE DUCHAS?

El único lugar donde no lo hago. Pero canto bajito.

– ¿MERCADO TRADICIONAL O HIPERMERCADO?

No me atrae lo que empieza por hiper-.

– ¿LA BOLSA O LA VIDA?

Sin duda, la vida. En estos momentos la bolsa trae en jaque a la vida.  Creo que es necesario reorganizar prioridades, tener tiempo para las cosas sencillas, tener tiempo para perderlo, para un café con un amigo, para la familia, para observar. La tarea es difícil porque cuesta romper moldes, pero en ello estoy.

– ¿ERES ORDENADO CON TU ARMARIO?

Tengo un orden caótico, aunque para mi mujer es solo caótico.

– ¿LEES LOS MANUALES DE INSTRUCCIONES O ESPERAS A QUE TE LO CUENTEN?

Soy incapaz de leerme un manual porque no tengo la paciencia necesaria; además, utilizan un lenguaje que para mí es como si me hablaran de física cuántica.

– SI VOLVIERAS A NACER…

Sería menos prudente, tendría menos “problemas”, iría más” relajao”, aprendería  antes a decir “no” y  tendría tiempo para lo importante. No me perdería el “ahora”. Haría más cosas guiado por la intuición y menos por la razón.

DOS COSAS QUE NUNCA TE LLEVARÍAS A UNA ISLA DESIERTA.

Un frac y un afinador. No hace falta explicación.

– EN ESTE MOMENTO…¿EMOCIONES FUERTES O  BALNEARIO?

En este momento,  después de un verano de allí para acá, unos días en casa sería suficiente.

– COLOR FAVORITO

Me gusta el color que tiene la Sinfonía nº 4  de Mendelsohn; es un color fresco, optimista, trasparente; es color “Mediterráneo”. También me gusta el color de Sol m.; es íntimo,  más oscuro y melancólico. Ah!, y el blanco del Real Madrid.

– ¿LA NOCHE O EL DÍA?

El día, y mejor la mañana que la tarde.

– ¿TE CONSIDERAS “NARANJA” O “LIMÓN”?

Limón exprimido, aunque creo que a veces tengo algo de naranja. Debo ser un injerto cítrico.

– UNA ILUSIÓN.

Que la Orquesta programe cada temporada una de estas dos obras, o mejor aún las dos: Mesías de Haendel y Réquiem de Mozart. Al margen de su indiscutible y extraordinario valor musical, e incluso religioso,  mi razón es menos poética y más mundana: no llevan flautas.

– TU ÚLTIMA PESADILLA.

Recuerdo tres:

–Viajando en un autobús, veía como nos salíamos de la carretera al tomar una curva y nos precipitábamos por una pendiente; era muy real y angustioso.

–Que  las tasas para la matrícula al conservatorio de  mis hijos habían subido el doble. Esta parecía aún más real.

— Que estaba leyendo un manual de instrucciones.

 

– UNA MANÍA.

En casa el café lo tengo que hacer yo. Me tengo que asegurar que las proporciones entre los granos de café y agua son adecuadas. Demasiado maniático para lo que doy de sí dentro de una cocina.

– ÚLTIMA PIJADA QUE TE HAS COMPRADO.

Unas zapatillas para correr. Son muy buenas, de esas que miran como apoyas el pie. Hago muchas cosas con ellas: juego al futbol con mi hijo, camino, voy a comprar…  todo menos correr.

– LO PRIMERO QUE HARÍAS SI TE TOCARAN 600.000 EUROS.

Compraría tiempo para ir despacio y vivir con calma, y un buen libro de viajes.

– SIENTES CURIOSIDAD POR…

Como escucha la música alguien que no se dedica a ella profesionalmente. A veces pienso que” los músicos” hemos ido instalando en nuestro disco duro programas (demasiado fuerte, muy piano, algo rápido, poco o mucho vibrato, no ha sido fiel a las normas de la época…) que impiden que nos llegue limpia y  sin interferencias al corazón.

– SERÍAS MÁS FELIZ SI…

Si tuviera más consciencia de que ya soy moderadamente feliz.

¿SIESTA O YOGA?

Nunca he hecho  yoga, pero Camilo José Cela denominó la siesta como “Yoga ibérico”. Hay estudios que demuestran que la siesta es una necesidad biológica, además de ser una recomendación médica; así pues, hagamos caso a la medicina.

– ¿TE GUSTA VER LOS CUADROS BIEN COLOCADOS?

No está entre mis prioridades. Ni  me fijo.

– ¿SI TE DIJERAN QUE TE QUEDAN 48 HORAS DE VIDA?…

Caería en la cuenta de que la mayoría de las cosas que me han preocupado hasta aquí eran insignificantes. Seguro que se me ocurriría un buen plan; pasa cuando ya no tienes tiempo para hacerlo.

– POR ÚLTIMO, UN CONSEJO PARA LOS JOVENES AMIGOS DE BRICO FLAUTA.

Mucho entusiasmo, mucha paciencia, estudiar con actitud positiva y optimista; tener iniciativa, escuchar música (no solo de flauta) y no tener miedo a equivocarte; se aprende mucho de los errores. Yo he cometido muchos y ahora sé que hay cosas que no se deben hacer o  hay que hacerlas de otra manera. Antonio, en sus artículos en Brico Flauta, lo explica mucho mejor que yo; escribe artículos divertidos (que no falte el sentido del humor) y otros que hay que leerlos con mucha atención porque en el fondo de estos hay una gran verdad: la mejor técnica que tiene una persona es su cabeza y su corazón.

Me vais a permitir unas líneas para  dar las gracias a Antonio. Cuando me dijo lo de la entrevista tuve dudas y no muchas ganas de hacerla. Primero, porque no se lidiar con esto de las redes y, en segundo lugar, no entendía por que me eligió a mí para esta primera ocasión.

Cuando anunció que sería a una gran persona y un gran flautista no me reconocí; lo primero es discutible, y lo segundo, es todavía más discutible. Entonces, como por esos motivos no podía ser, descubrí el porqué: SOMOS AMIGOS. ¡Es una buena razón!

 

 

Anuncios