PAHUD

Progresar siendo tú mismo es una de las tareas más difíciles a la que podemos aspirar cualquier flautista, sobre todo teniendo en cuenta la gran “contaminación flautística” a la que nos vemos sometidos a través  de internet y otros medios, y al excesivo marketing con el que nos bombardean los que ganan dinero sin soplar por un tubo.

Cada vez se toca mejor la flauta pero cada vez las interpretaciones son más impersonales. No en pocas ocasiones, creemos que en la imitación está la llave del éxito pero nos olvidamos de nosotros mismos cada vez que queremos ser otro. ¿Cuantas veces has tenido la tentación de querer ser otro flautista ? ¿CUÁNTOS ÍDOLOS HAS FABRICADO EN TU MENTE? 

La IDOLATRÍA es un aspecto que puede frenar tu formación como persona y como flautista.  Es muy importante aprender a tocar la flauta escuchando a los demás y aprendiendo de ellos pero siendo tú mismo en todo momento, buscando tu sonido, tus “pequeñas sutilezas” en el fraseo, todo aquello que hace que tu interpretación sea única, personal e intransferible.

PAHUD 2

galwayES OBVIO que podemos aprender mucho al observar a los GRANDES,  a impregnarnos de sus cualidades; pero debemos OBSERVAR sin suponer que la forma en que toca un determinado flautista es la forma en la que tú deberías hacerlo. Incluso, en muchas ocasiones, intentar imitarle puede ser perjudicial en el proceso de tu APRENDIZAJE NATURAL. Creo que alguien que ha descubierto buenas herramientas para tocar la flauta puede ayudarte a darte LUZ para que tu descubras las TUYAS PROPIAS. Es como si un alpinista que ha subido al Everest, con su experiencia puede ayudarte a encontrar en ti esa fuerza y técnica para que tú lo logres. No es lo mismo que tú inicies un proceso de búsqueda interior a partir de la experiencia de una persona determinada, a que quieras SER ese alpinista porque consideras que es un “Dios” del alpinismo del mundo mundial.

fans-mejores

En la idolatría subyace una gran inseguridad y falta de autoestima. Cuando idolatramos a un flautista X, en realidad, estamos basando nuestra forma de tocar conforme a los dictados de ese flautista; convertimos a esa persona en la autoridad final y por consiguiente estamos frenando nuestro propio aprendizaje natural. Debemos entender y experimentar que lo que le sirve a una persona puede ser a que a nosotros no nos funcione y viceversa.

Me gusta hacer ver al alumno que yo no soy el único modelo a seguir, y por supuesto, nunca el mejor. El objetivo final de mi pedagogía se basa en ofrecer al alumno las herramientas necesarias para descubrir las suyas propias, a partir de un modelo exterior bien secuenciado que además le ayude a desarrollar una intuición creativa propia. Lo importante es que nuestra técnica esté en continua evolución a medida que aprendo cada vez más y más, estando dispuesto a destruir y reconstruir los modelos que pueden ir surgiendo en el aprendizaje. Debemos, por lo tanto, mantener una actitud abierta a APRENDER Y A DESAPRENDER LO APRENDIDO PARA ESTAR EN CONTINUA EVOLUCIÓN.

Como anéctoda, comentaros, que llevo un diario de todo lo que he ido aprendiendo con la flauta desde los 16 años y es curioso cómo anotaciones que consideraba en ese momento como “Dogmas de Fe”, hoy en día ni se me ocurren poner en práctica. Por eso cada vez que digo a un alumno una frase que suena “lapidaria” , me gusta añadir, que es posible que todo lo que acabo de decir sea falso, por lo tanto, es mejor que lo experimentes. ¡No te creas nada de lo que he dicho¡ ¡¡EXPERIMENTA¡¡

NO HAY REGLAS SAGRADAS E INAMOVIBLES EN LA FLAUTA.

LAS HERRAMIENTAS QUE UTILIZAN LOS GRANDES FLAUTISTAS PUEDE SER QUE A TI NO TE SIRVAN, PERO EXPERIMENTALAS HASTA ENCONTRAR UNA RESPUESTA.

DESCUBRE TUS PROPIAS HERRAMIENTAS, PORQUE TÚ ERES UN SER ÚNICO E IRREPETIBLE. BUSCA Y ENCUÉNTRA-TE, ESE DÍA ESTARÁS ENCANTADO DE CONOCERTE.

nina-feliz

Anuncios